Blogia
Cada día hago menos y soy más

Un portátil de banda ancha

Un portátil de banda ancha. Entonces la eterna pregunta sobre qué me llevaría a una isla desierta debería puntualizarse: a una isla, desierta por poco tiempo. Con Internet todo es posible de cambiar. No quiero escribir lo que ya está escrito sobre él, pero quiero recordarme que puede llegar a serlo todo. Todo. Cuatro cosas contadas sabemos de la materia gris de la que estamos formados. Un milagro de la naturaleza con el que el hombre inventa lo imaginado y se recrea en lo extraordinario: que se le escape de las manos algo que hizo con ellas. La era terciaria, la era cuaternaria y la era Internaria. Quiero ser pitonisa, predicar lo que ahora parece irreal y que luego será irrisorio. La sociedad conocida como tal se extinguirá. La gente desarrollará falanges largas y ágiles, mutaremos a tener un dedo más por mano. Los ojos se achicaran, y los problemas de hipermetropía se erradicarán. Desarrollaremos callosidad en el culo, ya no será lo primero que miremos del sexo opuesto, y la espalda de nuevo se curvará, por lo menos la de mis descendientes. Los cinco sentidos serán dos: la vista y el oído. El tacto será don de unos pocos. Fisiológicamente la evolución nos adaptará a vivir frente a la pantalla. El caos inicial se reglará mediante la madre naturaleza y su hermana la tecnológica, fusionadas para ser una. Romperemos con lo que ya no convence como lo hacemos con la pareja que ya no funciona. Adiós a la televisión por cable, por tierra y por aire, a la impuesta globalización, a los injustos Tribunales de Justicia, a los estamentos de relleno y su representación sin representados, a los principios sin fines, a la democracia sin nombres, a los desacreditados profesionales con carrera, al marketing, la publicidad y la sutileza rimbombante: a la opacidad de lo que está claro. La manipulación será una anécdota del pasado y la democracia no será un mero artículo de la Constitución. El diccionario adoptará acepciones nuevas de palabras viejas: subir, colgar, bajar… y se dará paso a un idioma universal, fruto de la necesidad de comunicación global sin fronteras. Entonces las minorías serán enormes, y los grandes se harán pequeños. Los problemas de verdad agitarán la tierra con un nueve en la escala de Richter, bajo el terremoto que los ha hecho crecer: Internet.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

yoliljolie -

Alicia, por suerte, las máquinas no nos podrán cubrir necesidades vitales, o por lo menos, no alcanzo a imaginar, aunque creeme que nos nos dejan de sorprender, o si no mira mi sobrinillo! apunta a ser un cibernauta de primera, y este medio me acerca a él cuando circunstancias nos separan como bien apuntaba el Sr.Suleiman. Y creeme que la de él es insalvable! pues aún no ha nacido mi cosita guapa....
quién será el artífice que está detrás? uhmm?
Feliz noche vieja a todos.
Un fuerte abrazo

Alumno aventajado. L.M. IV -

Menudos relatos!
Poco a poco voy entendiendo tus super textos dignos de ser publicados en peródicos de primera linea para que la gente se vaya enterando de lo que vale mi Tía. De aquí 3 meses y medio te ayudaré yo mismo a los redactados.

Besitos,
(ya hay cotillón!!!!)

Alicia -

....aún así no puede darnos todo.....leo tus escritos...y sigo echándote de menos....no, no puede darlo todo.
Un besico mi Yoli
Alicia

Cantro -

¡Qué va!

Lo que haremos será llevárnosla a dónde vayamos. Internet será ubícua y tendremos el ordenador y todo lo demás tal vez integrados en unas gafas.

Lo divertido que será jugar al fútbol o al tenis así, en campos de tamaño natural, mientras en tus gafas ves que juegas un Barça-Celta en el Nou Camp (y con victoria celtiña, por suposto).

¿Y qué me dices del cibersexo? Seguro que mejora un poco.

¿Y lo de ver tu serie preferida mientras el puto bus no llega, cómodamente sentado en la parada?

¿Callosidad en el culo? No creo :)

Suleiman -

Tres hurras por ese Internet que nos hace accesibles tus palabras, que nos acerca a gentes lejanas y a menudo nos une con gentes cercanas, ese Internet que nos regala tiempo facilitando trámites, y que es fuente de una verdadera libertad y democracia...

Y maldito ese Internet de los pederastas, el Spam, los virus, las desigualdades sociales, la policia cibernética, el apoltronamiento y la apatia, el aislamiento... En fin, maldito ese Internet que en definitiva pretende imitar el mundo real en todas sus peores facetas.

Y que el año que vamos a entrar nos regale con muchos más de tus escritos, para que siga siendo un placer entrar en Internet!

Siempre a sus pies...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres