Blogia
Cada día hago menos y soy más

Sueño

Tengo que irme a dormir. Pregunto la hora y me dicen la misma de ayer. Sin sueño acato la orden, tomada como sugerencia, y me voy contenta. Agarro la almohada del cabezal como salvavidas y embuto mi diminuto cuerpo por el hueco que queda. Sin deshacer la cama consigo sumergirme bajo las apretadas sábanas arremetidas por los lados y me siento prisionera de los sueños que están por llegar. La falta de aire me hace salir a flote y tomar posición. Las prácticas de buceo dan paso al desfile militar. Irgo mis brazos a lo largo de mi cuerpo y estiro las piernas, convencida que así crecen más. La luz del techo permanecerá encendida por unos minutos, tiempo que dedico a la reflexión sobre el más allá. Y pienso en el año dos mil, y me veo como astronauta, médico o ejecutiva de alto nivel, y pienso en el hijo que algún día tendré al que enseñar todo lo que aún está por aprender, y en mi secreto, que para entonces empezará a evidenciarse: que soy inmortal.

Una voz adulta entra al cuarto y me besa. El despegue hacia tan ansiado estado catatónico empieza. Me induzco el sueño imaginando una espiral de colores que no para de girar y que sigo con los ojos cerrados.

En un chasquido de abrir y cerrar me despierto. Me rebozo en la cama hasta quedar presa por mis aplastados brazos. Permanezco inmóvil. El pelo cubre mi cara pero atino a ver por entre la cortina de mechones y comienzo a fisgar en tercera persona mi propia vida. Acierto a ver  objetos familiares pero diferentes a los que dejé. Y es que han pasado treinta años pero parece que fue ayer.

Empieza a amanecer.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

desahogandome -

Empieza a amanecer... porque siempre, cada día, irremediablemente, por más que uno quiera pararlo, el mundo gira...

no se si con sueños o entresueños

¡Bonita hora para despertar!

Un saludo

yolijolie -

Desahogándome: no acierto a saber a qué pesadilla de refieres.
Un abrazo.

desahogandome -

me han recordado tus letras a esa pesadilla que desde siempre me persigue. ¿a ti también?

un abrazo

pau -

Eso de cerrar el blog creo que todos lo pensamos periódicamente, sin embargo... no hay manera, es una adicción. Blogadictos, eso es lo que somos.

fmop -

Bonito flashback.

suleiman -

Y es que ciertos recuerdos uno espera y desea que al abrir los ojos sigan igual que ayer, y sin embargo, los recuerdos son así, caprichosos y volubles, unas veces amables nos regalan con la sorpresa de que el paso del tiempo ha sido para mejorarlos, pero otras nos abren los ojos de una manera descarnada y nos hacen añorar lo pasado con la desesperación de no poder recuperarlo y vivirlo como lo hicimos.
Pero así es la vida, y así el paso del tiempo por ella, o el paso de la vida por él, qué más da...

Muchos besos!

Sara -

Qué bonito micro! Si, es interesante cómo añoramos siempre nuestro pasado, aquel que antes tanto nos abrumaba, cuando era nuestro presente.

Puedes visitarme además, en los otros dos blogs que tengo:
http://reflexionesdeunaescritora.blogspot.com
http://vamosaimaginar.blogspot.com

P.D.: La canción es preciosa...

Santiago -

Precioso posteo.
Habría que estudiar ese fenómeno por el que todos en algún momento queremos cerrar el blog. Parece un coqueteo con la muerte. A veces parece querer ser un suicidio, a veces parece que buscamos una reencarnación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres