Blogia
Cada día hago menos y soy más

Duplicado de llaves

Duplicado de llaves

Mis ojos llorosos encharcan mis pestañas agrumándolas como el peor de los rímels. Permanezco inmóvil con la mirada perdida en la cama que poco antes fue testigo de nuestra disputa, sólo mis manos se mueven para frotar mis picosos ojos, dándome un gusto momentáneo que despista por segundos mi profunda pena. No lo entiendo. Lo importante de la relación siempre fue sentir las ganas de volver sin importar de dónde. Besarnos la boca sin pretender apropiarla. Que nuestro deseo se centrara en querer tener a nuestro lado a una persona feliz pero no por un motivo interesado. Libertad de pensamiento y de acción. Dos almas unidas por el sentimiento y no por la razón.

Repaso aún exhausta tus atronadoras palabras, ésas que me habían martilleado la cabeza haciéndome huir del escenario cargante, saliendo desbordada de dolor y dejando tras de mi un portazo y un adiós. Busqué, ya en la calle, el oscuro cielo que nada me recrimina pero la pesadumbre al poco me ha hecho volver. Y aquí estoy de nuevo, con la misma desazón y postura, y aquí sigues tú, tumbado en el mismo lado de la cama donde te dejé pero ahora con un silencio que descifra los ruidos más significativos: el roce de la sábana al darme tu espalda me da las buenas noches. Un clic al apagar mi luz te contesta con la misma empatía, dando por finalizado el entreacto de la obra de nuestra vida.

Durante la noche, no consigo arreglar un repetitivo sueño por más que aprieto los ojos, y acaba por desvelarme. Me acerco a tu oído tragando la angustia con exceso de saliva buscando el reset bajo tu cobijo pero tú duermes con postura rara, inaccesible. La ceguera con visiones me obliga a buscar claridad fuera. Me levanto a tientas sigilosa, como si encender la luz o hacer ruido pudieran interpretarse como continuidad del diálogo zanjado. Abro el grifo de la ducha con el mismo cuidado. Con decaimiento por lo poco dormido, espero impaciente con la esponja entre mis manos a que el agua de la ducha me de la limosna de la templaza, que caiga por fin caliente en mi enjabonado sombrero de poros. La esponja brota espuma a borbotones como si el exceso fuera a perpetuar más el aroma en mi cuerpo. Me froto fuerte queriendo borrar las huellas de horas antes. Me seco mis partes nobles con delicadeza como presagio de las caricias que espero recibir. Me estrujo los pechos con voluntad de recolocar piezas del puzzle que pronto deseo descomponer. La realidad del nuevo día que aún no asoma me espera a pocas horas teñida del color del enfado y en mi mano está moldearla para arreglar la última toma de nuestra riña. Con la misma alerta y reserva me recorro el pasillo a tientas de vuelta en busca de tu calor, desnuda y con el sabor de la miel que acabo de beber. Pero en mi camino tropiezo con algo que emite un estruendoso pitido de pato de goma y el llanto de un niño arranca de la habitación contigua. Sin previo cálculo enciendo repentinamente la luz y una voz grave pero amable me invita con sosiego desde la cama a que me meta en ella, que el biberón no le toca hasta las 6 y yo debo de descansar.

 

Debo dejarme en casa y no llevar encima el duplicado de llaves que el vecino de al lado me dio por si las moscas y no aturdirme de esta manera cuando me enfado contigo. Recojo con la velocidad del rayo mi ropa esparcida por el lavabo antes de que su mujer regrese del hospital de su turno de noche y me vea desnuda frente a la puerta de la habitación donde su marido duerme plácidamente desde las 22h.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

yolijolie -

...y yo que en 3 años que llevo en el edificio no lo he visto?
ay...que despista que ando siempre...
será uno de los primeros, faltaría!

El portero -

Como portero de este edificio, me gustaría estar más al caso de estos movimientos. Rogaría se me comunicasen. Me encantan los cotilleos de escalera!

Cantro -

Por eso lo decía precisamente: como no soy vecino, ¡no te me arrimas!

yolijolie -

antoniaiam, en vista del poco éxito, me voy vestir que estoy cogiendo un frío!,
Cualquier cosilla, me picáis que me metro pa'dentro...

Cantro, cómo era aquello: cuánto más vecino más me arrimo?
besos!

antoniaiam -

Yo de vosotros no me lo pensaría dos veces y organizaría una orgía en el rellano con invitación ampliada a todos los amigos, conocidos y desconocidos que se quisieran apuntar...

Cantro -

"Adoro a mis vecinos..."

Entonces qué lástima no ser uno de ellos...

yolijolie -

Hola vecinos:
Por los visto en este rellano ha pasado de haber dos a cuatro puertas!, yo me colé en el piso de al lado no de enfrente(Alicia, ver foto) pero tendré en cuenta vuestra casta invitación a cambiar de hábitos y de vida.
Vecino Xavi: gracias por sus buenos ojos para conmigo. Es lo que tiene la novedad, pero luego usted también se acabaría enfadando conmigo... por qué se cree que reñí con él? "(...)Lo importante de la relación siempre fue sentir las ganas de volver sin importar de dónde" Si lo coge como literal entenderá que no ha sido la primera vez que me confundo de cerradura...

Gracias por verme tan bien sin apenas luz. Debe ser la que irradia tu persona que te lo permite.
Besos

Adoro a mis vecinos...

yolijolie -

Querida aLiCiA,
Esperaba tu interpretación como agua de mayo! caigo bien a las mujeres, sobre todo si me tiro desde arriba!
Eres un hombre ecerrado en cuerpo de mujer, una utopía que está por nacer, un relámpago en un día de sol y una sandía con sabor a melón.
Te dejo las llaves pero las del vecino. Hazte duplicado que las quiero de vuelta. Ahora que ya me sé los horarios de la doña y con la excusa de que soy mediosonámbula...
Esperaremos impacientes tu llegada;-)
Besos mil!

El vecino de enfrente -

Deja a tu marido, yo dejo a mi mujer y nos fugamos juntos!!!!!.
Pensé que era un sueño!!!
a propósito....¿son de verdad?....ole!

aLiCiA -

Realmente no entiendo porque no le caes bien a las mujeres?.
un besico mi Yoli!!!
eres un sol!!!
a propósito....¿quieres que te guarde las llaves de tu casa?....no, no....no es por tu marido, no, no....es por ti....

Xavi -

Hola!, soy el vecino de enfrente y no sabes como me arrepiento de no haber encendido la luz cuando te acostabas a mi lado.
Me hubiera encantado charlar contigo y empaparme de tu filsosfía de vida y de tu idea de convivencia tremendamente natural y envidable. .
Qué suerte tiene tu marido!. Oor la discusión con él, no te preocupes, estoy seguro que te adora.
Vuelve cuando quieras!
Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres