Blogia
Cada día hago menos y soy más

Olvidaste recordar

Olvidaste recordar que olvidabas recordar. Anotas en hojas sueltas que luego pierdes sin advertir su falta. Garabateas tu mano con palabras clave que más tarde no asociarás. Bebes agua fría mientras piensas qué fuiste a la nevera a buscar.

 

Tu aspecto inmejorable y tu sonrisa jovial,

poco dicen de tu mente demacrada

que lucha por llegar a entender

lo que no te cuesta escuchar.

Cuánto mal nos hace a veces, mirar atrás,

pero cuánto más no poderlo hacer jamás.

Vivir sin recuerdos, hacer sin pensar,

un carpediem malévolo que te atrapa sin preguntar.

Huellas que se borran antes de pisar.

El tiempo es un invento, para los demás.

La soledad contigo mismo

perdió todo sentido,

ajeno a todo te miras sin reconocer

las arrugas del ayer.

 

Y soñaste que recordabas:

visitas amigas acudían

bañadas de melancolía,

disculpándose por aquel malentendido

llorando con su viejo amigo.

Y venían nuevas caras

futuros compañeros de vida

y riendo sugerías

volver a hacer

lo mismo que la última vez.

 

Pero al despertar te percatas

que todo fue una ilusión.

Que tu pesadilla, el Alzheimer,

sigue dándote prisión.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

yolijolie -

Yo soy incapaz de lanzar un veredicto semejante al tuyo, Cantro,quizá porque no quiero pensar, que en lo malo está lo peor.
En una situación crítica, cualquiera que sea, intentaría rebozarme de amor y seguir con la fritura ésta de la vida.
Si algún día me sucede a mi,Antonia, recuerda presentarte siempre con la misma sonrisa que te caracteriza, que seguro acabaré recordándote.
Besos,
Que acabéis de pasasr buena tarde.

Cantro -

Terrible. Mi abuela tuvo esto mismo, y sus últimos años fueron una tortura para ella y para mis tíos y su familia, que eran quienes la cuidaban.

Para vivir así, y sé que suena duro decirlo, es mejor no vivir. No me gustaría terminar de esa forma.

Un beso y ánimo.

Antonia -

No sólo somos los somos sino también lo que fuimos.
A veces nos gustaría borrar nuestro pasado, pero si éste decide desaparacer por decisión propia, lo que creemos que somos desaparece también.
Me encanta el toque poético que le has dado a algo tan agustioso.
Si algún día te borras de mi memoria al menos tendré la ventaja de esta encantada de volverte a conocer.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres