Blogia
Cada día hago menos y soy más

Más bueno que el pan

Texto retocado. Lo redacté a media noche, cerca de las 5 am. Soy sonámbula y esta mañana lo he visto colgado sin recordar haberlo hecho. Pensaba que únicamente lo había soñado pero por lo visto hay algún duendecillo que se levanta con la vejiga llena y los dedos sueltos. Qué peligro tengo hasta dormida. Cuidado con vuestras carteras, no las dejéis en mi cómoda que os devalijo. Feliz día. Ah, también adjunto la canción que me bajé pero sin conseguir insertarla, por vencerme el sueño más despierto, supongo. No lo sé, ostras... Tampoco conozco la canción ni cómo ni por qué, pero traducido el título sería algo así como "Tómame el pelo". Qué arsenal de curiosidades,ajaja

Un abrazo

-Ponme una baguette.

-Les faltan 5 minutillos.

-Pues dame aquélla de allí, qué es, ¿una chapata?

-Una chapela. Parecida pero más fina. ¿Sí?

-hmm, más fina... -digo susurrante- Vale -le confirmo con una sonrisa exagerada. Me corresponde con una que le hace achicar los ojos y enseñarme las teclas de piano que tiene por dientes.

-¡Pero que esté crujientita! – le suplico, alzando la voz por la distancia que se toma conmigo al ir en busca del continente de mi merendola, la víctima que pronto abriré en canal para hacerle la autopsia y despojarla de sus tripas blancas para luego ejercer de taxidermista dándole forma con todo lo que pille en la nevera.

Qué delgado se ha quedado Pedro, pienso. Lo veo al fondo de su panandería-cafetería triando con suma atención entre las únicas dos chapelas que le quedan como si de elegir el anillo de boda se tratase. Me molesta que las manosee tanto pero mi embelesada cara no me ayuda a mostrar mi pensamiento más higiénico, vuelto sucio y retorcido al verlo en la lejanía como me muestra las dos barras como torero en la plaza, con los brazos en alto alzando las dos orejas y brindándoselas a su prometida que permanece extasiada tras el mostrador de pastas. Sacaría el pañuelo blanco, reclamando el rabo, pero no lo entendería y mi vergüenza y buena educación me harían darla una explicación aturullada de algo sin sentido camuflado bajo el pensamiento más hambruno que ni con su despensa me podría saciar.

Ya viene. Pero por qué se ríe tanto. Tendría que estar cabreado, no ha complacido a su clientela más fiel con su pedido. ¿Será porque cree que no me importa?, Ha pasado en alto mis apetencias iniciales, y no me da igual ocho que ochenta ni trece que dieciocho. Seré agradable pero exigente, y pienso sugerirle que se abastezca de más pan para la próxima, y, aunque no venga a colación, comentarle también lo estupendo que está con su nuevo aspecto para nada demacrado, fruto de su saludable régimen hipocalórico de años, quedando de lo más sincera y cordial. Justo cuando me devuelva el cambio, le recordaré con medio cuerpo girado y un pie cruzando el portal lo guapo que está. Claro que sí.

-¿Algo más?

-Nono, sé que me está mirando aquél Donuts de allá- y lo señalo- y aquella caña de chocolate no me quita ojo.. pero, no.. –sonrío estúpidamente para finalizar mi estúpida frase que procedería a una serie que estúpidas afirmaciones que deberían haberse quedado en el sistema límbico y no salir ni estando sola pero…

-¿Qué tal estás Yolanda?- me intercepta, por las buenas.

-Pues no tan guapo como tú!- le contesto, a unas malas.

Silencio.

-De veras, estás estupendo!, irreconocible! De verdad,guapísimo, sisisi…- balbuceo torpemente por no poder desparecer como el humo.

-¿Y los niños para cuándo? – me pregunta sin acertar a santo de qué.

-Los niños, mayores de 25 los que quieras!! – ¿qué coño estoy diciendo?

-¿Ya no estás casada?-me interpela con repentino semblante serio.

-Sí, bueno, estoy esposada!!-bordado Yoli...

-Y tú, cuántos tienes, 2 o 3?-pregunto para retomar un hilo argumental inexistente

-Tengo uno.

-Sí, y ya está como tú de grande, hay qué ver...

-Hombreee Yolanda, tiene 5 años

-¿25 dices??-

.............................................................................

De veras, a veces desearía poder ser paloma, cagarla sin que me vean y poder salir volando, con el pico cerrado y los genitales ocultos bajo el plumaje, sin necesidad de comer más pan que el que la gente generosa me brindase. Pero nunca del panadero, capaz de resultar palomo cojo y perderme por siempre.

 

Si algún día llegas a leer esto, Pedro, te lo dedico. Gracias por tu paciencia con la clientela, y en especial conmigo.

Si encontráis alguna incidencia en el blog, comentádmela por aquí o vía email a: yolithebest@hotmail.com Gracias

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

yolijolie -

Siento de veras haber entorpecido tu artículo, precisamente ese.
En realidad, y que quede entre nosotros, me dio rabia saber que el trailer no duraba también 22 min., y desemboqué mi ira en el primero que pillé.
Eso va a ser.
Me gustaría poder decir que también intervine sonámbula, porque no sería del todo mentira: el estado de ceguera que llevaba se le asemeja mucho.

Gracias por tu tiempo, y por tu espacio, Iván.

Si vuelves a venir a Barcelona, no dejes de zambullirte en el barrio del Rabal. Está lleno de rincones fantásticos aunque a primera vista se disfrace de barrio marginal. Uno de ellos, Jazzy, o el Big Band, con gente que improvisadamente preparados se levantan del trozo de yeso en el que están sentados para tocar o cantar todos los días de la semana, o el Almazén, monologuistas desconocidos que dicen la suya por el precio de una cerveza.

Saludos

IVAN -

Que bueno eso de un post sonambulo.
Siento la forma atropellada de intervenir en mi blog, pero agradezco tus comentarios.
Por cierto, muy chulas esas fotos, las de Cantabria y Escocia son geniales.
Saludos

Yolijolie -

Las cosas suceden, y entre los millones de posibilidades en que pueden coger forma, hay dos o tres maneras que yo acierto a contarlas o verlas, de recordarlas u olvidarlas. Hoy, día algo gris, no sé qué algoritmo me habría aplicado el destino y qué impulso nerviso se habría dado antes de escribir palabra alguna en este trozo de espacio web que cobra vida por todo lo que en él se va grabando.
Gracias por tu comentario, me ha animado sin buscarlo, encontrándolo en tu cariño camuflado bajo tus letras.
Un abrazo, variable querida,
eres una x sin despejar en un día que espero se torne ecuación de primer grado.
Que tengas un día fantástico.
Besos

Cantro -

Ya echaba de menos este tipo de dobles sentidos que tanto me hacen reír cuando hablamos. Era algo que le faltaba al blog.

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres