Blogia
Cada día hago menos y soy más

Semana Potable

Semana Potable

Como presidenta del agua potable que soy, constato que, todo el agua que nos está cayendo del cielo estos días y que vemos  tras las ventanas de nuestras casas con rabia, melancolía, divertimento o veteasaberquésensación, está siendo  titular del telediario por inundar los bajos de las casas que viven cerca de una riera,  por ser fiasco de los que con antelación habían reservado chiringuito en la playa y también por no permitir que desfilen como cada año Hermandades de las cientos de procesiones que estos días se dan.  

Es por todo lo expuesto que propongo, a través de la infraestructura que tenemos preparada para este repetitivo acontecimiento que la naturaleza nos brinda sin respetar posibles planes vacacionales que para estos días teníamos pensado, y siendo que cada día muere una media de 4.500 niños menores de cinco años en todo el mundo por carecer de este derecho humano de los 1.100 millones de personas que no tienen acceso a este bien, y siendo que los zagales nuestros consumen de 30 a 50 veces más agua que en los países llamados en vías de desarrollo,

embotellarla y hacerla llegar hasta allí.

 

Así que el que quiera aún disfrutar de sol y a su vez conocer nuevos países (África subsahariana) o desfilar con su Hermandad y hacer una provechosa procesión hasta este bien escaso junto a las gentes de estos pueblos, qué mejor ocasión que ésta, y totalmente gratis.

 

Ahora sí, voy a seguir mirando tras mi ventana ,con rabia, melancolía, divertimento y desolación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

yolijolie -

preciosas metáforas Iván. Me han inspirado...humm.. Convoco desde aquí, a todo aquél que quiera hacer carreras sobre suelo mojado con las botas de agua Bomba (no recuerdo si la marca era bomba, bimbo, bombi..hmmm) azules con reborde amarillo y a disfrutar de los charcos…uhhh!!

IVAN -

Gracias por tus visitas, y tus comenarios. Disfruto olisqueando tus huellas como un indio en busca del liquido potable.
La lluvia es el mejor termometro del alma, no hay más que ver como cambia su efecto en nosotros segun vamos madurando.
Beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres